Las campañas de voz informativas

Cada vez es más claro, para las personas del común y especialmente para los directivos de las empresas, que el activo más importante en la actualidad es la información. De esa premisa se desprende un gran interrogante que deambula libremente por los pasillos de los equipos comerciales y de marketing de prácticamente todas las organizaciones del mundo: ¿cuál es el medio ideal para comunicar el mensaje que quiero transmitirle a mis clientes?.

Sin duda, es un planteamiento válido y no tiene una respuesta única. Vivimos en un mundo hiperconectado, con miles de medios de comunicación disponibles y alternativas para todos los gustos y principalmente, presupuestos. En los ejercicios simples de lápiz y borrador o incluso en los realizados dentro del poderoso Excel, es fácil promover la inclusión de contenidos en medios de televisión, patrocinio de nuestra marca en grandes eventos nacionales e internacionales e incluso soñamos desprevenidamente, con tener de promotor o quizás mejor aún, de promotora, a una bella modelo o presentadora de noticias de amplia trayectoria e innegable influencia. La realidad nos aterriza al plan de marketing, el cual debemos ejecutar con lupa, cuando las cifras destinadas a tal fin por la organización muchas veces son más que limitadas y posiblemente austeras para el crecimiento de nuestra estrategia.

Dentro del abanico de alternativas que podemos utilizar para enviar un mensaje, podemos encontrar una no tan usada y de la cual seguramente todos hemos sido usuarios: las campañas de voz informativas. Este tipo de medio de comunicación hace alusión al uso de los canales tecnológicos, capaces de enviar mediante llamadas telefónicas, cientos o incluso miles de comunicaciones simultáneas a clientes en cualquier latitud del globo.

El mensaje de voz normalmente se planea como una grabación de audio, realizada preferentemente por un profesional – con una voz de esas de emisora, que encantan a las multitudes – y concebida dentro de un estudio dotado de las herramientas digitales idóneas. Si bien lo anterior es lo ideal, también es habitual que los directivos de más alto rango generen estas grabaciones y transmitan mensajes cargados con grandes dosis de carga humanitaria o sentimental. Por ejemplo, escuchar por estos días al señor Arturo Calle dirigiéndose a un cliente de su empresa que acaba de realizar una compra y que durante el mensaje le agradezca por haberlo hecho, incluso antes de haber apagado su computadora o para aquellas compras locativas, antes de salir del almacén, constituye toda una experiencia de acercamiento de la marca con el usuario de la misma.

Callzi

Como toda estrategia de comunicación, tener bases de datos permanentemente actualizadas y debidamente segmentadas, es otro de los ingredientes clave de esta receta. Los números telefónicos móviles (celulares) o fijos de las personas a las cuales les queremos enviar un mensaje de voz, resultan imprescindibles en esta tarea. Con las campañas de voz apuntamos con mira láser al momento de enviar una comunicación. Realmente estamos impactando uno a uno a las personas de nuestro interés y hacerlo con la información correcta, es clave para obtener los resultados esperados. Otras formas de comunicación no alcanzan a tener ese poder de acercamiento íntimo, literalmente de hablar en susurro al oído de ese enamorado cliente o bien de ese escurridizo prospecto.

Un elemento que completa nuestra fórmula de acción, consiste en determinar los mejores momentos, horarios o franjas de tiempo para el envío de la campaña de voz. Este elemento puede ser el factor determinante entre el éxito y el rotundo fracaso de esta estrategia. Es probable que a su mente llegue un momento incómodo, en el cual recibió una llamada posiblemente bien intencionada, pero que debido no al mensaje sino a su programación, lo que tuvo un efecto displicente en su actitud. Por otro lado, podemos tener presentes momentos de gran satisfacción, cuando por ejemplo, esa marca a la cual llevamos comprando hace muchos años, tiene un gesto muy especial y nos envía un mensaje de voz a nuestro número personal en la fecha de nuestro cumpleaños. La sorpresa de contestar y escuchar el nombre de esa marca junto con el estribillo de la canción de cumpleaños, del happy birthday o siendo los más osados, del Dios Te Bendiga de Peter Manjarrés, no tiene comparación. Esa experiencia, en uno de los días más especiales del año, seguramente se la contaremos a amigos y familiares con bastante alegría. Es justamente ese poder de impacto el que nos detiene a detallar los horarios adecuados de nuestra campaña.

#CampañasDeVoz

Enviar una campaña de voz puede ser cuestión de tomar un equipo celular, una grabadora vieja y marcar en altavoz a cuanto número telefónico deseamos; sin embargo, es evidente la poca facilidad de uso y alcance que tendríamos. Afortunadamente, existen plataformas tecnológicas con software avanzado, que hacen esto por nosotros. Tienen la capacidad de enviar masivamente estas comunicaciones, filtran los números errados o aquellos bloqueados por el cliente, usar las vías con menores costos y lo más importante de cualquier medio de comunicación que empleemos: entregan información precisa de qué persona contestó, cuántos segundos del audio escuchó e incluso qué interacción tuvo con la llamada si fuera el caso (presione 1 para si, 2 para no, etc). Estas plataformas ya no son exclusivas de las grandes corporaciones a las que estábamos acostumbrados a tener de referentes: bancos, empresas de telefonía, retail, entre otras. Este medio de comunicación ya es posible usarlo a través de las plataformas que encontramos en internet, para el uso de organizaciones de cualquier tamaño.

Teniendo claro qué son las campañas de voz informativas, cómo se producen y qué ventajas tienen, podemos volver al inicio de este texto para preguntarnos si es el medio ideal que debemos usar. Como es bien conocida, por ser el elemento de conclusión de todo experto consultor, la respuesta es: depende. El buen uso de este medio genera resultados muy satisfactorios para todas las partes involucradas en la operación, pero por otro lado, un uso inadecuado nos traerá dolores de cabeza innecesarios. El uso de la intimidad de nuestro cliente no puede ser desproporcionada y arbitraria, más bien debe ser cautelosa y selectiva. Enamoramos a nuestro cliente cuando usamos el medio correcto, con el mensaje correcto, en la ocasión correcta. Nosotros mismos somos conscientes de esa marca que cautivó nuestra atención visual, en la gran mayoría de los casos. Ahora bien, con las campañas de voz informativas, podemos llegar a cautivar sus sentimientos, su imaginación e incluso sus deseos con una seductora y potente voz.

Pueden encontrar este artículo publicado en la REVISTA EMPRESARIAL – Bogotá.

Jorge León

Jorge Iván León Iza

CEO y Co-founder Callzi.com

Leave your thought here